Antonio Lazcano Araujo

Academia

El biólogo nacido en Tijuana, Baja California, es uno de los científicos más prolíficos del país y mundialmente conocido por sus trabajos en origen de la vida, área de investigación que fundó en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Antonio Lazcano se ha especializado en el estudio del origen y la evolución temprana de la vida, por medio del análisis de meteoritos y de simulaciones experimentales de la Tierra primitiva, así como mediante del análisis de secuencias de genes muy antiguos.

También lleva a cabo investigaciones en el ácido ribonucleico (ARN) y detectar componentes antiguos de estas enzimas, que podrían ser más antiguas que el ADN. Dirige, en forma honoraria, el Centro “Lynn Margulis” de Biología Evolutiva en las Islas Galápagos, Ecuador, nombrado en honor a la destacada bióloga, con quien Lazcano tuvo una estrecha relación académica y amistad. Es el científico mexicano con mayor número de publicaciones en las revistas Sciencie y Nature, las dos revistas científicas más importantes del mundo.

El biólogo, generoso y afable, también se ha destacado como magnífico expositor y conferencista para platicar sobre biología, evolución, ciencia y cultura, con público del más diverso. Algunas de sus obras más conocidas son La bacteria prodigiosa (1988), Alexander I. Oparin: La chispa de la vida (2008), y El origen de la vida: evolución química y evolución biológica (1983).

Entre los reconocimientos que ha obtenido Lazcano Araujo están el de Investigador Nacional Nivel III por parte del Conacyt, y la Distinción “Catedrático Universitario” por parte de la UNAM. En 1991 recibió, junto con el doctor José Sarukhán, la primera Medalla a la Investigación Biológica “Alfonso L. Herrera”, otorgada por la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Puebla; durante el periodo 1997-1998 formó parte del Comité Científico organizado por la NASA para supervisar la creación del Astrobiology Institute.

En 2009 recibió de la Universidad Veracruzana la Medalla al Mérito Universitario y en 2013 la Tercera Cumbre de la Evolución le otorgó en las Islas Galápagos el “Charles Darwin Distinguished Scientist Award” junto a la doctora Ada Yonath, Premio Nobel de Química (2009). En mayo de 2015 la Universidad de Valencia, España, le confirió el grado de doctor honoris causa. En 2014 ingresó como miembro a El Colegio Nacional.

Este 2017, Antonio Lazcano fue reconocido por la Universidad Nacional como profesor emérito, por su trabajo docente, de investigación y difusión de la ciencia en el campo de la biología. De acuerdo con el dictamen del Consejo Universitario de la UNAM, Lazcano figura en la lista de los 100 investigadores más notables de la nación y “ha contribuido excepcionalmente al prestigio de la investigación que se realiza en México y al de nuestra institución”.